Preguntas Frecuentes (FAQ) Enlaces de Interés Herramientas Online Investigación



Preguntas Frecuentes sobre Vacunas de Alergia 

(Inmunoterapia Específica con Alergenos)


Preguntas




¿Qué es la inmunoterapia con alergenos? 

      La mejor y más reciente definición que conozco es la siguiente: “la administración de cantidades crecientes de alergenos específicos a personas con síntomas clínicos, causados por estos alergenos debido a una sensibilización mediada por IgE específica, para modular el sistema inmune hacia la tolerancia de estos alergenos específicos” (1) 

      Es decir, consiste en administrarle aquellas sustancias a las que usted es alérgico (ácaros, pólenes…), para que su sistema inmunológico tolere el contacto con ellos y por lo tanto no se produzcan los síntomas.

       La definición de Wikipedia es también muy buena y se ajusta a publicaciones médicas al decir lo siguiente: "la inmunoterapia es el único tratamiento disponible que puede modificar el curso natural de la enfermedad alérgica, reduciendo la sensibilidad a los alergenos."

(1) Traducido de: GA² LEN/EAACI pocket guide for allergen-specific immunotherapy for allergic rhinitis and asthma.  Zuberbier T, Bachert C, Bousquet PJ, Passalacqua G, Walter Canonica G, Merk H, Worm M, Wahn U, Bousquet J. Allergy. 2010 Dec;65(12):1525-30. 

Volver a preguntas





¿Cuál es su objetivo?

        A corto plazo el objetivo es disminuir su grado de sensibilización (alergia), la respuesta de su sistema inmune frente a aquellas sustancias a las que es usted alérgico y por lo tanto disminuir los síntomas de origen alérgico. Esta mejoría en sus síntomas, puede percibirse desde el 2-3º mes de tratamiento. (1)

        A largo plazo:
  • La disminución de la respuesta alérgica, es decir su mejoría clínica, perdura en el tiempo hasta periodos de           10 años (1), tras dejar de administrarse las vacunas de alergia, si esta se ha administrado de forma adecuada           en dosis y en tiempo.
  • Previene la evolución de la rinitis a asma. (1), (2).
  • Disminuyen las nuevas sensibilizaciones en los pacientes con inmunoterapia. (1), (2).

 (1) GA² LEN/EAACI pocket guide for allergen-specific immunotherapy for allergic rhinitis and asthma. Zuberbier T, Bachert C, Bousquet PJ, Passalacqua G, Walter Canonica G, Merk H, Worm M, Wahn U, Bousquet J. Allergy. 2010 Dec;65(12):1525-30.
(2) Allergen immunotherapy: a practice parameter second update.Joint Task Force on Practice Parameters; American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology; Joint Council of Allergy, Asthma and Immunology. J Allergy Clin Immunol. 2007 Sep;120(3 Suppl):S25-85.






¿A quién se le indica este tratamiento? ¿Para qué es eficaz?

        No todo paciente alérgico se vacuna.

        Las indicaciones para las cuales su eficacia está demostrada son las enfermedades respiratorias (asma y rinoconjuntivitis) de origen alérgico y la alergia a veneno de abejas, avispas (2).
        Existe también indicación en algunos pacientes alérgicos a látex.
        Para dermatitis atópica asociada a alergia a alergenos respiratorios, empieza a haber publicaciones científicas que apoyan su uso en algunos casos. (3) 
        En el Síndrome de alergia oral, por alimentos con reactividad cruzada con pólenes, algunos trabajos muestran beneficios. (2)
        No tiene indicación en la actualidad en urticaria angioedema ni en alergia alimentaria (existen algunos estudios experimentales al respecto) (2)

        En el caso rinoconjuntivitis y asma alérgicas la indicación depende de la intensidad de los síntomas que usted presente y sobre todo de como estos síntomas interfieren su vida diaria o si su alergia supone un riesgo vital como en el caso de la alergia a veneno de abejas, avispas. También se valoran la respuesta que usted haya tenido al tratamiento con fármacos e incluso sus preferencias de tratamiento.

        La eficacia de este tratamiento está ligada a un buen diagnóstico. Consulte SIEMPRE a un alergólogo para ello.

(1) GA² LEN/EAACI pocket guide for allergen-specific immunotherapy for allergic rhinitis and asthma. Zuberbier T, Bachert C, Bousquet PJ, Passalacqua G, Walter Canonica G, Merk H, Worm M, Wahn U, Bousquet J. Allergy. 2010 Dec;65(12):1525-30.

(2) Allergen immunotherapy: a practice parameter second update.Joint Task Force on Practice Parameters; American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology; Joint Council of Allergy, Asthma and Immunology. J Allergy Clin Immunol. 2007 Sep;120(3 Suppl):S25-85.

(3) Usefulness of specific immunotherapy in patients with atopic dermatitis and allergic sensitization to house dust mites: a multi-centre, randomized, dose-response study. Werfel T, Breuer K, Ruéff F, Przybilla B, Worm M, Grewe M, Ruzicka T, Brehler R, Wolf H, Schnitker J, Kapp A. Allergy. 2006 Feb;61(2):202-5.






¿Qué contienen las vacunas de alergia?

Son extractos de alergenos (ácaros, pólenes…).         

El primer paso es recoger la fuente del alergeno (recolectar polen, pelar a unos cuantos gatos, cultivar ácaros…). Este producto se identifica y deshidrata y es la materia base para la fabricación de vacunas. Después de diversos procesos (desgrasado, extracción, purificación, esterilización…), se obtiene un extracto alergénico.

Pero antes de llegar a comercializarse, pasa por un proceso de estandarización y modificaciones según el tipo de vacuna (medición de la potencia, cuantificación de alergenos, liofilización, despigmentación, adsorción a adyuvantes como aluminio, calcio, tirosina….)

Existe una magnífica guía farmacoterapéutica de inmunoterapia donde pueden consultarse las distintas características de cada tipo de vacuna de alergia en la página de la SEAIC  (www.vacunasalergia.es).

 

                SEAIC: Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica.





¿Qué efectos secundarios puedo tener?

        Con las vacunas subcutáneas (pinchadas):

Reacciones locales: Son los más frecuentes. Consisten en hinchazón local acompañada de picor, calor, dolor en la zona de administración de la vacuna. En la mayoría de los casos es leve y pasajera. Suele producirse en los primeros 30 minutos. Más raramente pueden aparecer en las 24 horas posteriores a la administración de la vacuna.

Nódulos subcutáneos: es un tipo de reacción local mucho menos frecuente. Consiste en la aparición de “durezas” pruriginosas que persisten en el tiempo (meses, años), en las zonas de administración de las vacunas. En algunos casos se ha asociado a hipersensibilidad al aluminio que contienen algunos tipos de vacunas.

Reacciones sistémicas: ocurre en raras ocasiones pero pueden ser peligrosas. Es el motivo por el cual debe SIEMPRE esperar 30 minutos tras la administración de cada dosis de vacuna en el consultorio médico, ya que es el intervalo en que suelen producirse. Más rara vez ocurren después de este tiempo.

La mayoría consisten en empeoramiento súbito de sus síntomas de alergia (rinitis, asma), pero pueden ser más severas con aparición de urticaria, anafilaxia e incluso muerte. El riesgo de muerte se estima en una por cada 2.0-2.8 millones de dosis administradas (4). En un estudio a nivel nacional en 2004 donde se evalúan 17.368 dosis administradas, el riesgo de presentar una reacción sistémica fue del 0.3% de las dosis administradas y del 3.7% de los pacientes. Todas ellas fueron leves y tuvieron buena respuesta al tratamiento posterior (5). 

Es decir, las reacciones sistémicas son raras y en general se han asociado a hechos evitables como asma no controlada en el momento de la administración, administración de las vacunas sin supervisión médica y retraso en la administración o fallo en la dosis de adrenalina. (4)

 
Con vacunas sublinguales y orales:

Su seguridad es mayor, la mayoría de las reacciones adversas consisten en molestias locales, no se han descrito muertes y si reacciones sistémicas, sobre todo con vacuna sublingual de látex. 

En general, cuando la inmunoterapia es prescrita y controlada por alergólogos es muy segura.

Yo suelo decir a mis pacientes que “el peor efecto secundario es que no le resulte eficaz”.

 
(4)Tratado de Alergología. SEAIC. Seguridad de la inmunoterapia. A.I. Tabar, A. Ferrer, I. García, M. Cimarra. Tomo I, capitulo 19. 2007.

(5) Immunotherapy safety: a prospective multi-centric monitoring study of biologically standardized therapeutic vaccines for allergic diseases. Moreno C, Cuesta-Herranz J, Fernández-Távora L, Alvarez-Cuesta E; Immunotherapy Committee, Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica. Clin Exp Allergy. 2004 Apr;34(4):527-31.





¿Qué debo hacer si tengo una reacción?

        Reacciones locales: aplicar una barra de hielo forrada en un papel o paño sobre la zona, tomar un antihistamínico e incluso un antiinflamarorio los días necesarios.

Nódulos subcutáneos: ponerlo en conocimiento de su alergólogo lo antes posible. Es probable que tenga que realizar un cambio en su vacuna para cambiar las sustancias a las que se encuentra adsorbido el extracto, habitualmente hidróxido de aluminio.

Reacciones sistémicas: avise de forma inmediata desde que note síntomas fuera de lo normal tras la administración de la dosis de vacuna (picor en palmas de manos, plantas de pies, axilas y genitales, carraspero en la garganta, rápida aparición de picor ojos, nariz, trancazón de la nariz, opresión pecho, pitos al respirar, mareos…). Son la razón por la cual debe esperar 30 minutos tras su administración, en el Centro médico.

Por orden de rapidez de acción los fármacos a emplear como tratamiento serían: 1º adrenalina, 2º antihistamínico tipo desclorfeniramina (Polaramine®) y 3º corticoide (los corticoides fundamentalmente se administran para paliar los efectos tardíos). Además de los tratamientos específicos según síntomas, como un broncodilatador (Ventolin®) si presenta broncoespasmo, sueroterapia si presenta hipotensión…

Las reacciones sistémicas tardías suelen ser más moderadas, en muchas ocasiones ceden con tratamiento de rescate habitual del paciente (antihistamínico o broncodilatador inhalado). En todo caso no dude en acudir al Servicio de Urgencias más próximo si los síntomas son moderados o no ceden oportunamente con el tratamiento indicado por su alergólogo.





¿Debo esperar 30 minutos tras ponerme la vacuna?

        SIEMPRE. Aunque las reacciones sistémicas son poco habituales, recuerden que pueden ocurrir y precisan de un tratamiento inmediato.





¿Puedo prevenir la aparición o disminuir la intensidad de las reacciones sistémicas?

        Tomar antes un antihistamínico disminuye el riesgo de aparición de reacciones sistémicas (2), y atenúa las molestias de las reacciones locales.

        No acuda a ponerse la dosis de vacuna si usted tiene un empeoramiento de su asma o fiebre o infección de vías respiratorias (catarros...), o si le han puesto una vacuna de virus vivos atenuados (gripe, triple vírica), en los 10 días previos.

        Avise antes de cada dosis de los nuevos fármacos que le hayan prescrito, especialmente si se trata de fármacos para la tensión arterial, glaucoma, problemas que afecten al corazón o tiroides.

        Espere siempre 30 minutos tras cada administración.

        Avise rápidamente si nota algún síntoma anómalo en el tiempo de espera.

 
(2) Allergen immunotherapy: a practice parameter second update.Joint Task Force on Practice Parameters; American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology; Joint Council of Allergy, Asthma and Immunology. J Allergy Clin Immunol. 2007 Sep;120(3 Suppl):S25-85.





¿En qué zona se ponen estas vacunas?

        En la zona posterior en ½ distal del brazo de forma subcutánea. Si se administra de forma endovenosa o intramuscular se aumenta el riesgo de reacción sistémica (2).

 (2) Allergen immunotherapy: a practice parameter second update.Joint Task Force on Practice Parameters; American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology; Joint Council of Allergy, Asthma and Immunology. J Allergy Clin Immunol. 2007 Sep;120(3 Suppl):S25-85.





¿Puedo ponerme yo mismo las vacunas?

        NUNCA en el caso de vacunas en inyecciones. Aunque usted sea sanitario o esté relacionado con el ramo de la medicina. El problema no es la administración en sí, sino el tratamiento de una posible reacción sistémica posterior.

Las únicas vacunas que se administran en el domicilio del paciente son las sublinguales y las orales en comprimidos. Con la excepción de la vacuna sublingual a látex y las vacunas en comprimidos en sus fases de inicio.





¿La única forma de administrarla es por medio de inyecciones?

        No, existen otras vías de administración, como las vacunas sublinguales, las orales, intralinfáticas, nasales y bronquiales. Pero hasta la fecha las vías más empleadas son las subcutáneas (inyecciones), sublinguales y las más recientes en el mercado, las orales.

En países como España y Alemania la mayor parte de vacunas que se prescriben son subcutáneas. En Francia por ejemplo se prescribe más la vía sublingual. En otros países como Inglaterra casi no se prescribe este tipo de tratamiento. Esta disparidad en el modo de tratar las mismas enfermedades tiene bajo mi punto de vista dos causas fundamentales. La primera es que los médicos tenemos el claro empeño de curar y con este fin solemos ser “animales de costumbres” y si algo nos funciona nos cuesta mucho cambiarlo. La segunda es que cuesta mucho encontrar alergólogos formados exclusivamente en esta especialidad con experiencia en inmunoterapia.





¿Qué vía de administración es preferible?

La inmunoterapia sublingual ha demostrado eficacia en rinitis y asma. Además, produce menos reacciones sistémicas que la vía subcutánea y hasta la fecha ninguna muerte. Pero algunos estudios parecen demostrar que no es tan eficaz como la vía subcutánea (2). Hasta la fecha solo dos trabajos comparan las vías de administración habitual, la subcutánea y la sublingual. El primero es clínico y compara eficacia y seguridad de ambas vías, con vacunas a polen de abedul, pero el grupo a estudio fue reducido y no aportó diferencias significativas entre las dos vías de administración (6). El segundo, es un estudio de fármacoeconomía en el cual parece resultar más rentable la vía subcutánea (7).

En general la elección de vía de administración debe individualizarse para cada paciente, contando con sus preferencias, cumplimiento, costes, disponibilidad de antígenos…etc.
                                                  

(2) Allergen immunotherapy: a practice parameter second update.Joint Task Force on Practice Parameters; American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology; Joint Council of Allergy, Asthma and Immunology. J Allergy Clin Immunol. 2007 Sep;120(3 Suppl):S25-85.

(6) Clinical efficacy of sublingual and subcutaneous birch pollen allergen-specific immunotherapy: a randomized, placebo-controlled, double-blind, double-dummy study. Khinchi MS, Poulsen LK, Carat F, André C, Hansen AB, Malling HJ. Allergy. 2004 Jan;59(1):45-53.

(7) Pharmacoeconomic assessment of specific immunotherapy versus current symptomatic treatment for allergic rhinitis and asthma in France.Omnes LF, Bousquet J, Scheinmann P, Neukirch F, Jasso-Mosqueda G, Chicoye A, Champion L, Fadel R. Allerg Immunol (Paris). 2007 May;39(5):148-56.





¿Con qué frecuencia debo administrármela?

        Suelen diferenciarse dos fases, la inicial y la de mantenimiento.

La fase inicial, consiste en ir aumentando paulatinamente la dosis de extracto que se administra hasta la dosis final. En las pautas iniciales tradicionales, se realiza mediante una inyección semanal. Según el tipo de vacuna puede durar entre dos y 8 semanas. Hoy en día y en centros con experiencia en inmunoterapia estas pautas están desapareciendo a favor de pautas más rápidas, conocidas como cluster, en las cuales se suelen administrar entre 2-4 dosis en cada visita reduciendo el número total de semanas. Suelen variar entre una y cuatro semanas. Más raramente se realizan pautas de inicio aún más rápidas, pautas rush. Las pautas de inicio cluster y rush, se asocian con mejoría sintomática más temprana que las pautas de inicio convencionales (2).

La fase de mantenimiento tradicionalmente se establece en 4 semanas para alergenos respiratorios, aunque existen trabajos que muestran eficacia con pautas cada 8 semanas (8). En el caso de vacunas de venenos de abeja o avispa, pautas cada 8 o 12 semanas han mostrado eficacia (2).

En todo caso debe y suele individualizarse en cada paciente. En general se suele iniciar esta fase a intervalos de 2-4 semanas hasta obtener mejoría y después se prolonga en los años finales de tratamiento a los pacientes que lo toleran.

 

(2) Allergen immunotherapy: a practice parameter second update.Joint Task Force on Practice Parameters; American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology; Joint Council of Allergy, Asthma and Immunology. J Allergy Clin Immunol. 2007 Sep;120(3 Suppl):S25-85.

(8) Clinical effects of specific immunotherapy: a two-year double-blind, placebo-controlled study with a one year follow-up. Dokic D, Schnitker J, Narkus A, Cromwell O, Frank E. Prilozi. 2005 Dec;26(2):113-29.





¿Durante cuanto tiempo debo mantener este tratamiento?


Entre 3 y 5 años para alergenos respiratorios y unos 5 años para vacunas de venenos de abeja, avispa. En todo caso, antes de suspender este tratamiento deben cumplirse una serie de criterios de mejoría en sus síntomas. La duración de esta mejoría en sus síntomas tras suspender las vacunas de alergia, se ha relacionado con el tiempo que se ha estado usted vacunando (2).

 
(2) Allergen immunotherapy: a practice parameter second update.Joint Task Force on Practice Parameters; American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology; Joint Council of Allergy, Asthma and Immunology. J Allergy Clin Immunol. 2007 Sep;120(3 Suppl):S25-85.





Estoy embarazada. ¿Qué debo hacer con mi vacuna?

        El tratamiento con vacunas de alergia puede mantenerse durante el embarazo. No debe iniciarse durante el mismo (2), debido a que las posibles reacciones sistémicas a causa de este tratamiento son más frecuentes durante la fase de inicio.

Aún así ha de valorarse siempre individualmente, por ejemplo, una paciente con anafilaxia por alergia a veneno de abeja/avispa, corre más riesgo ante una picadura espontánea en la calle que iniciando un tratamiento con vacuna para el veneno.

 
(2) Allergen immunotherapy: a practice parameter second update.Joint Task Force on Practice Parameters; American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology; Joint Council of Allergy, Asthma and Immunology. J Allergy Clin Immunol. 2007 Sep;120(3 Suppl):S25-85.





Tomo Beta-bloqueantes. ¿Qué debo hacer con mi vacuna?

        Estos fármacos hacen más difícil el tratamiento de una reacción sistémica y más lenta su recuperación. Por ello, en estos pacientes ha de valorarse cuidadosamente la indicación de las vacunas de alergia. Nos vale como ejemplo el anteriormente descrito: un paciente con alergia a veneno de abeja/avispa, corre más riesgo ante una picadura espontánea en la calle que con la vacuna para el veneno (2).

 
(2) Allergen immunotherapy: a practice parameter second update.Joint Task Force on Practice Parameters; American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology; Joint Council of Allergy, Asthma and Immunology. J Allergy Clin Immunol. 2007 Sep;120(3 Suppl):S25-85.





Tengo cardiopatía. ¿Qué debo hacer con mi vacuna?

        Cuando padecemos una enfermedad que aumenta el riesgo ante una reacción sistémica, hemos de valorar mucho la indicación de inmunoterapia.

Alguna de estas situaciones son: compromiso importante de la función respiratoria (asma mal controlada, EPOC), hipertensión arterial no controlada, patología cardiaca isquémica (angina de pecho, infarto de miocardio), arritmias significativas…





Tengo una inmunodeficiencia o una enfermedad auntoinmune (lupus, artritis reumatoide…) ¿Puedo ponerme vacunas de alergia?

        No hay estudios controlados sobre eficacia o riesgos de la inmunoterapia en este tipo de enfermedades (2).

        Una vez más habrá que valorar en su caso particular los riesgos beneficios de este tratamiento.

(2) Allergen immunotherapy: a practice parameter second update.Joint Task Force on Practice Parameters; American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology; Joint Council of Allergy, Asthma and Immunology. J Allergy Clin Immunol. 2007 Sep;120(3 Suppl):S25-85.





¿Puede ponerse inmunoterapia en niños pequeños y ancianos?

        En general no se indica a niños menores de 5 años. Aunque ante patología alérgica respiratoria severa o anafilaxia por alergia a veneno abeja/avispa, puede reconsiderarse esta indicación (2).

        En edades avanzadas es más frecuente padecer enfermedades que aumentan el riesgo si presentamos una reacción sistémica por las vacunas de alergia. Por ello ha de valorarse cada caso individualmente.

 
(2) Allergen immunotherapy: a practice parameter second update.Joint Task Force on Practice Parameters; American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology; Joint Council of Allergy, Asthma and Immunology. J Allergy Clin Immunol. 2007 Sep;120(3 Suppl):S25-85.





Tengo reacciones locales. ¿Debo variar la dosis de mi vacuna?

        En general NO. Siempre que reduzcamos la dosis perdemos eficacia, pero si ha tenido una reacción local importante, muy molesta o interfiere con su vida diaria o actividad laboral, se suele repartir la dosis en ambos brazos y si aún así no se tolera, reducir la dosis temporalmente.





Si me he retrasado en la administración ¿cómo debo actuar?

        No existen claros consensos en este punto. Resulta imposible englobar en la actualidad a las vacunas de alergia como un mismo producto. En general, cuanto más segura es una vacuna de alergia menos se tiende a reducir su dosis ante los retrasos en su administración. Los extractos modificados químicamente o alergoides son más seguros y las vacunas de ácaros y pólenes más seguras que las de epitelios de animales (1).

Puedo recomendar que retrasos en fase de mantenimiento de un mes no se varíe la dosis. De hecho la pauta bimensual se realiza con algunas vacunas de alergia.

El Servicio Andaluz de Salud ha publicado unas recomendaciones para el uso de inmunoterapia, en su página 19 se especifica este punto.

http://medicablogs.diariomedico.com/educasma/2010/03/04/recomendaciones-para-el-manejo-practico-de-la-inmunoterapia-sas/

        Lo más seguro vuelve a ser consultar con su alergólogo, porque este es un tratamiento bastante “personalizado”.





¿Puedo adelantar la fecha de la administración?

        SI, de hecho muchos pacientes se administran sus primeras dosis de mantenimiento cada 15 días, hasta obtener mejoría de sus síntomas. Este es un tratamiento largo, hay que hacerlo cómodo y conseguir que no interfiera nuestros viajes o salidas.





¿Debo ponerme mi dosis de vacuna si tengo síntomas de alergia?

        Si se trata de síntomas nasales, SI. Es frecuente en los primeros años en que se administre su vacuna de alergia, que sus síntomas nasales empeoren en los días previos a la administración de la dosis correspondiente.

Si se trata de asma, avise siempre antes de la administración porque habrá que comprobar su capacidad respiratoria. Esto es especialmente importante en aquellos pacientes con asma que no perciben bien sus síntomas.





¿Debo ponerme mi dosis si tengo fiebre?

NO, espere a encontrarse sin fiebre y recuperado de la causa de la misma. Recuerde que la dosis de vacuna puede retrasarse sin tener que reducirla hasta 4 semanas.





¿Debo tomar algún tipo de precaución el día en que me pongo la vacuna? 

        Se suele recomendar no hacer deporte extenuante ni tomar el sol o saunas. Cualquier cosa que movilice el brazo donde se nos ha administrado o aumente el calor local, puede aumentar las molestias locales.
        El ejercicio físico importante puede agravarnos una reacción sistémica.





¿Debo avisar de algo cuando me voy a poner la vacuna? 

        SI, siempre comente como ha tolerado la dosis previa, si ha tenido reacciones tardías o está notando nódulos en las zonas de administración. En caso de que se ponga vacunas de venenos de abeja/avispa, avise de picaduras espontáneas.

Siempre avise de su estado si tiene síntomas de asma.

Avise de los cambios. Si le han diagnosticado recientemente alguna enfermedad o le han pautado nueva medicación. Igualmente, si se ha puesto vacunas de virus vivos atenuados (antigripal, triple vírica)





Los fármacos que tomo habitualmente para mi alergia ¿interfieren con la vacuna?

NO.





¿Tengo que dejar de tomar mi medicación de alergia (antihistamínicos, inhaladores, etc) cuando empiece a ponerme las vacunas?

        NO. Este es un error muy común entre mis pacientes. Piense siempre que los fármacos tratan los síntomas que le originan la reacción alérgica y las vacunas intentan que esta reacción alérgica no tenga lugar. Cuando su vacuna de alergia empiece a actuar, usted no tendrá síntomas que tratar. Pero no deje de tomar los fármacos si estos síntomas existen.





¿Debo refrigerar todo el tiempo la vacuna?

        SI. Debe mantenerse a 4ºC, para que no pierda su potencia. Puede mantenerse cortos periodos a temperatura ambiente, pero incluso para su traslado debe realizarse refrigerada.

Guárdela en la nevera, SIN CONGELAR.  Trasládela en una pequeña nevera de playa o excursión, cada vez que se vaya a vacunar.






¿Pueden los viales de vacunas tener diferentes colores?

        SI, sobre todo en las vacunas de pólenes.





¿Cuándo debo ser reevaluado por mi alergólogo? 

        Se estima que entre los 3 o 12 meses (1), (2). Dependerá de su patología de base. En mi caso en particular, me gusta reevaluar a los pacientes antes de finalizar la primera caja de inmunoterapia, para valorar su eficacia.

 
(1)
GA² LEN/EAACI pocket guide for allergen-specific immunotherapy for allergic rhinitis and asthma. Zuberbier T, Bachert C, Bousquet PJ, Passalacqua G, Walter Canonica G, Merk H, Worm M, Wahn U, Bousquet J. Allergy. 2010 Dec;65(12):1525-30. 

(2) Allergen immunotherapy: a practice parameter second update.Joint Task Force on Practice Parameters; American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology; Joint Council of Allergy, Asthma and Immunology. J Allergy Clin Immunol. 2007 Sep;120(3 Suppl):S25-85.





¿Tendré que comprar una vacuna cada mes?

        NO, todas tienen extracto para un periodo de meses que varía entre las distintas casas comerciales.





Texto por Inmaculada Sánchez Machín


© 2011 Alergia y Vacunas. Todos los derechos reservados.